miércoles, 19 de diciembre de 2012

Sólo vives

Observamos con nuestros ojos complacientes
cómo los dedos pasan las páginas de nuestras vidas,
mientras rasgan con sus hojas y hacen heridas en las manos.

Es como bucear en una profundidad que aterroriza,
luchadora y malsana para nuestros sentidos.

Son preciosos los momentos en los que queremos parar el tiempo,
quedarnos en un instante,no volver atrás ni pedir perdón por lo hecho.

Cuando no tienes corazón,mueres por no derramar una lágrima,
por no sentir el frío ni el calor,ni un atisbo de gracia.

Estás vacío.No hay desesperación ni preocupación.
No hay vivencias que querramos compartir o no.
No hay discusiones sin sentido,palabras mal dichas o imprecisas.

No buscamos llenar nuestra cama,ni entender por qué no hay llamadas.
Todo es una nada,un bucle infinito.

No tienes alma,sólo vives.