viernes, 14 de diciembre de 2012

Prefiero un mundo en escombros,que un mundo sin ti.


No puedo recitar palabra.
No soy capaz de describir esta sensación.

Siempre fuiste un pedazo de este corazón,
parte de mí,desde que te conocí.
Fue una conexión,el ruido imperceptible de una pieza que encaja,
el encuentro de una llave que buscaba con todo mi tesón.
La llave que abre mi puerta,la que abre mi corazón.

A pesar de lo malo,del sufrimiento que cuesta y parece en vano,sabes compensarlo.
Sabes llenar el vaso vacío,convertir un día oscuro y frío en claro.
Sabes llegar a mi fondo,escalar hacia el pico más alto sin perderte por el camino.

Manejas con un hilo mis deseos y emociones.
Son parte de tu voluntad,lo sabes.
Te daría todo si pudiera,
te daría hasta lo que nunca podría tener: lo que te mereces.

Escucho siempre tus lamentos,estoy en tus buenos momentos.
Déjame estar ahí,cerca,viviendo los logros de tu esfuerzo,
recordándote que tenerte no tiene precio: Tú ya eres el gran premio.

Es suficiente que no te vayas,
que no me dejes,que me preguntes por qué callo.
Lo es cuando te aseguras de que estoy,te aguardo y no te engaño.
Increíble cuando te duele que me hagan daño.

Sonríes y me entiendes.
Cuentas conmigo,me abrazas y no me pierdes.
La dicha es enorme,vale la pena:todo es por tenerte.
Tener una parte de ti,saber que estás en mi vida,es mejor que perderte.

Soy feliz así,no teniéndote del todo.
Soy feliz imaginando la sonrisa que puedo volver a ver,
recordando la voz que tranquiliza toda mi piel.

Maravilloso es despertar con un cachito tuyo.
El cachito que no me hace falta buscar,que lo tengo conmigo.

Es fácil vivir así,contigo.
Rememorar momentos que no quedan en el olvido,
que son parte de aquí,de este lugar que hemos construido.

Porque aunque no tenga un todo,aunque sólo viva a trozos,
aunque creas que tu camino es otro.Soy feliz así.

Porque prefiero un mundo en escombros,que un mundo sin ti.