viernes, 14 de diciembre de 2012

Porque es sólo amor y es perfecto


Qué tristeza no ver los campos florecer,
las hojas marchitas tras sus pasos.
En el paraíso se oían los llantos,
la tristeza después de nacer,los abrazos sin sentir el calor.

Eran dos amantes fugaces,con estrellas dibujaban los segundos,
admiraban las constelaciones.
Cantaban,se miraban,
se dormían cuando el día se apagaba entre murmullos.

Esa canción,sonaba cada mediodía,
recordando un pasado que no podía volver.
Al entrar,el tic tac del reloj,las horas cumplían condena,
recitaban el desamor,un adiós saludaba a la luna llena.

Es describir una historia que sólo envenena,
que llena los corazones solitarios: los vuelve inútiles,
los arrastra a su paso.

Basta el beso de dos amantes.
Basta una luz en el camino,
un resquicio en una oscura decisión,
algo que llene el corazón herido.

Un par de pruebas en su mano,
cartas sin responder con el sello del dolor.

Es el peso,el peso de la no elección,
del destino brusco y sin derecho:
un camino a la perdición.

Es el peso de un abrazo que sí existió,
de un amor que no se pronunciaba.

Ocho letras lo decían todo:
cruzaban el horizonte con su intensidad.
Miradas que escalaban el terreno más escarpado,
resonaban en las almas impenetrables de la verdad.

Los dos amantes ya no eran amantes: eran uno sólo.
Uno buscando al otro: atravesando los caminos,
bajando a las profundidades,partiendo del abrazo que lo había cambiado para siempre.

La razón en sus sentidos,
la vivencia en cuatro letras:
las encontraba en los silencios,
se negaba la vida sin ellas.

No existía si sólo hay uno,
no si se esfuma el otro,
si otra persona no lo siente.

Cuatro letras recitadas una a una no se pueden describir en soledad.
No surge la magia,no brota su esencia.

No es una palabra: son sensaciones, canciones, un modo de vivir,
un modo de morir,de perder la razón.Es perfección.
Es lo más maravilloso,lo que conlleva a la destrucción.
Es lo impronunciable y lo maldito,lo eterno y sempiterno.

No hay hogar si es un amante,no hay lugar al que pertenecemos,
no construimos una vida solos.
Una vez que pruebas la pasión,que vives para él,que fabricas lo que ves con trozos de su ser,no puedes escapar de su respiración.

Se muda en colores,en tamaños,en aspectos.
Sigue ahí, sigue existiendo: es un hecho.

No cejes en tu empeño, no dejes de buscar amante.
Tú conociste tal verdad: viviste lo admirable,
el fundamento de los sueños.

Porque es amor lo que buscas: no abandones.
Cuando el amor es en verdad amor siempre vuelve.
Porque es sólo amor y es perfecto.