miércoles, 13 de marzo de 2013

Una pequeña estrella




Hoy vi una estrella.
Era menuda,tierna,y me observaba mientras estaba sentada,esperando a lo que me deparara después.
Vi a una estrella,pero no a una cualquiera;ella me iluminaba,y aunque había luces que podrían eclipsarla,
era imposible hacerlo.
La vi y me enamoré de ella;de su luz,de su inmensidad.
Porque no hace falta ser grande de tamaño para brillar así.
Ella me lo ha demostrado.
Tanto así que la seguí,con mi mirada a cuestas,y el resto de cosas a mis espaldas.
La seguí,con los ojos para no perderla de vista jamás.
Mereció la pena: las noches nunca habían sido tan mágicas hasta que apareció ella.

Es pequeña sí,pero con su luz gobierna y me hace feliz.
Como esas pequeñas cosas de la vida que nos engrandecen.