viernes, 8 de marzo de 2013

Plan de fuga



Los barrotes aprietan demasiado,la celda está sucia,mugrienta.Por aquí no pasa mucho el servicio de la limpieza.No es una suite de un hotel,pero puedo dedicarme a mis horas de lectura preferidas.
Para mí eso es suficiente.Llevo 567 días,12 horas y un minuto casi dos,metido en este agujero.No se está mal lo reconozco,pero aquí no hay ley,ni te protege nadie;te proteges tú solo.Si te joden,si te pegan,defiéndete.
Cuando llegué era un pobre chaval inocente que no sabía una mierda de lo que se cocía.A fuerza de palizas y golpes aprendí,a duras penas,y después de varias cicatrices que me quedan muy bien; en mi antebrazo y el abdomen.Navajazos.
Los polis no te ayudan,para ellos son todos chusma,y no hay unos mejores que otros.Si estás metido aquí automáticamente no eres nada bueno para la sociedad,aunque tu condena haya sido injusta.Es un papel que cargas sobre tus hombros toda la vida que dice: "Este hombre ha estado en la cárcel,es un delincuente,aléjese de él".
En cierto modo,se está bien,cuando ya estás acostumbrado.Normalmente todos desean salir,pero yo pienso en la vida que te queda después de haber estado aquí y lo que muchos hemos vivido y me apena pensar que,cuando volvamos a abrazar a nuestras familias,los que las tengan,no seremos las mismas personas que han entrado.Algunos para bien,otros para mal.
Los barrotes aprietan demasiado,tengo claustrofobia,pero más fobia me da lo que me espera ahí fuera.
Mañana será el día,pero quizás el mundo que hay después de cuatro paredes;el mundo lleno de supuestas leyes y justicia,se rija peor que el que he vivido ya bastante tiempo.