sábado, 23 de marzo de 2013

Me huele a felicidad

Cuando te miro se me pasan tantas cosas por la cabeza.
Cuando te miro,el mundo se revoluciona,
y mis ojos se pierden en un punto fijo.
Como al abrazarte,que sólo siento tu calidez,
tus brazos fuertes,tu presencia sólida cerca de mí.

Porque cuando estoy contigo los días me huelen a felicidad.
Y digo me huelen porque es así,
los días contentos tienen un olor especial.
El olor del aire fresco y de las flores,
de la hierba recién cortada y los prados verdes.

Cuanto te siento mis pulmones se oxigenan,
como si me faltara al aliento antes de que aparecieras.
Como si necesitara el respiro que me daban tus ojos
al mirarme,o tus manos al acariciarme.

Y mi cuerpo desea tanto tu existencia que no tiene reparos en demostrártelo.
Cada día grito al cielo por tenerte.
Cada día el viento,esfuma de mi boca un te quiero,y mis labios lo pronuncian certeros.

Pero mi boca no sabe decirte todo lo que me gustaría.
Porque hay latidos,sensaciones,pensamientos que no somos capaces de articular.
Sin embargo,espero que con mi mirada,mis besos,las noches apartadas,
te premie,aunque sea,con una descontrolada pasión sin derroches.

Espero que el mundo te premie por tu existencia.