miércoles, 9 de enero de 2013

He vivido..

He saltado demasiados precipicios y escalado las más altas ruinas.
He visto montes incendiados por pasiones que se aguardaban.
Aquellas que no se aguardaban,rompían los corazones sólidos que existían.

He vivido más de lo que me gustaría y al pensarlo,se me rompe el alma a trozos.
Se reparten con cuidado por cada espacio que recorro.
Miro aquel espejo otra vez y ya está roto.


He admirado la valía en los ojos de unos pocos;humildes,honestos,enjutos y escondidos en otro rostro.
Es la máscara que creamos a pesar de todo.
Un escudo perverso,propenso a los bajos fondos;un cofre que oculta el tesoro.

He sentido la lluvia más fuerte,el golpe certero,el dolor ajeno,tristeza,desolación,descontento,el desamor y el amor de nuevo.

He errado de la más horrible manera,ocultando la oscuridad,culpando y recibiendo condenas.
He vivido,no lo niego.

Me he derrumbado poquito a poco.
Aun así,sigo creyendo que los amantes estamos locos,que no hay coronas de espinas ni palomas que vuelen del todo;que los momentos pasan,pero no se van por sí solos.

Aprendí,satisfecha o no de los logros;que la vida es un sueño que se cierne sobre nosotros y aunque dañe,mate,desangre,amo la vida y dolor que produce,en el fondo.

Porque el amor es la vida y mi vida,el amor.