martes, 9 de abril de 2013

Los que ya no están,siempre estarán.

Los muertos se hacen vivos había escuchado una vez.
Los hacemos vivir diría yo.


Hacemos que vuelvan al mundo de los vivos,
insospechadamente,alguna vez.
Ya sea a través de recuerdos,
o ante senderos que no sabríamos recorrer.
Siempre los recordamos.

En nuestra memoria están,
pues son imágenes a color,
con ideas propias,
o sentimientos que nos encierran.

Dormidos o despiertos,
alegres o contentos,
están siempre presentes.

En alguna ocasión,sentirás,
un escalofrío en tu espalda,
o una mano en la que apoyar tus faltas.

No temas pues,la realidad,
es que es una mano en tu hombro,
o una caricia el día después.

No temas cuando te sientas solo,
porque no lo estás.
El miedo es sólo el principio de un espectacular final.

El cielo vela por nosotros,
aunque a veces les faltemos al respirar,
o nos hagamos los locos,
y negamos su existencia por las malas noticias.

Mas no dudo de su esencia.
Padres,madres,hermanos,familia,amigos.
Todo tipo de personas que han hecho mella en todo tipo de corazones:
grandes,pequeños,de todas formas y colores.
Personas que nos han dejado pero siempre tenemos presentes.
Aquellas que nos han enseñado a vivir,
o han formado parte de cada huella.

Esas personas,que ya no están.
Pues los que ya no están,no dudo que estén siempre.

Los que ya no están,sí están,
mas en nuestros recuerdos.