lunes, 8 de abril de 2013

Libres al fin

Viento malvado
que azotas los mares
sin detenerte

Cántame un buen blues
que mañana no hay luna
para nosotros


Las hojas salen
como espinas finas
para dañarnos

La vida se va
huyendo de nosotros
tan lentamente


Arrópame sincero
esta noche oscura
con tu abrigo

Es mi excusa
para pecar sin piedad
y con locura

Qué libertad
al rozar tus labios
en mi corazón