lunes, 1 de julio de 2013

Quien lo ve lo sabe

La belleza;esa forma visual y efímera de una persona.
Una perspectiva subjetiva,a veces engañosa.
Pero con el tiempo todo se pierde.
¿Qué nos queda entonces?

El recuerdo de un ayer en fotos plasmado,
o la ilusión de una mentira que el espejo no enseña.

El tiempo saca los daños a relucir,
las heridas que se han guardado en un cuerpo joven e impoluto,
lleno de vida.

¿Quien no ama a mujer bella,o lo que ve de mujer;
ojos penetrantes,labios carnosos o curvas de infarto?

Pero quién amaría a una sombra de lo que ha sido,
con el pelo apagado,los ojos oscuros,el rostro cansado.

¿Quién?

Pues no se ha parado a pensar que es la misma mujer,
pero con el tiempo tras de sí.

Quien se ha parado a conocerla lo sabe,su esencia sigue ahí,
una mujer que años atrás cualquiera desearía conquistar.

Los que no observan lo que no es capaz de relucir en tal espejo son los verdaderos ciegos,
como ese tiempo que al pasar se queda sin mirada,
y se pierde observar la belleza que siempre se ha escondido.