viernes, 14 de junio de 2013

Adelante.

Adelante.

Tengo los brazos abiertos pero el puño cerrado,
y la frustración de no verte sonreír
(de no haber podido hacerlo)

Das un paso y empuñas,
un puñetazo al corazón.

Debí devolvértelo,
pero la pared se lo lleva sin culpa,
y mi mano abierta te dibuja un corazón.

El mío,el tuyo.