miércoles, 1 de mayo de 2013

No te esculpo,ni te pinto,ni te escribo...

Te regalaría mil canciones durante mil noches,
pero se me han roto las cuerdas de la guitarra,
y las noches no son eternas,porque nos visita el sol al alba.

Te dibujaría las más maravillosas obras de arte en lienzos,muros y calles,
y no alcanzarían a imaginar tal belleza.
Pero el pincel lo he perdido,y brochas me faltan;la pintura es escasa.

Te escribiría los versos nunca escritos con mi pluma de oro.
Pero tales ojos no podrían recibirlos.
Aunque éstos versos tuvieran voz para escalar montañas y esculpir las horas,
sacando de las entrañas un poco de color.
Es que no alcanzan a ser vistos,y no hay letras capaces de recibirlos.

Entonces,¿qué hago si no te esculpo,ni te pinto,ni te escribo?
Sólo te miro y suspiro.
¡Cuan liviano es mi aliento cuando el amor se escapa en un suspiro!
Y te miro,¡ay!,te miro...

Y no te esculpo,ni te pinto,ni te escribo.