jueves, 20 de febrero de 2014

Echarte de menos

Echarte de menos es ocuparme los días y dolerte por las noches.
Es esperar frente a tu puerta para darte una sonrisa por si llegas.

Echarte de menos es recordar lo de hace tiempo y pensarlo como si fuera ayer;
quererte en silencio y olvidarte sin querer.

Echarte de menos es intentar rozar el cielo con los dedos,
y darme cuenta con mucha pena de que está lejos,de que estás lejos...
Es encerrarme en mis brazos y no sentir los tuyos conmigo.

Echarte de menos es grabar la última mirada y reproducirla en el corazón,
pero en repetición indefinida.

Eso es echarte de menos.

Echarte de menos es mirar el correo que nunca aparece.
No es preguntarme qué te ha hecho daño sino por qué no puedo curarte,
por qué no puedo hacer nada.

Echarte de menos...
Yo te echo muchísimo de menos,no sabes cuánto,ni cómo ni desde cuando.
Pero te lo digo por si no vuelves,para que al menos pueda despedirme para siempre.