jueves, 3 de septiembre de 2015

Reflexiones (VII)

Se asoma la mañana muerta.
En aquel alto pico escarpan luces esféricas.
Un caballo abre el hocico aspirando tierra redoblada.

Entonces los caminos se juntan,
como dos vertientes que huyen
una de la otra en una circunferencia.